jueves, 20 de junio de 2013

CICLO TAKASHI MIIKE. SUN SCARRED


Miike social, Miike flojo. Tiene fuerza, tiene garra, sabe lo que se hace pero también se preocupa mucho por gustar. De acuerdo que el tema es serio y grave y meterse en el de lleno era un riesgo y aunque Miike, con valentía haya entrado en él, no llega hasta el fondo.

Porque la historia, la de un hombre cualquiera que tras ayudar a un vagabundo de una paliza de unos jóvenes ve como su vida cambia para siempre cuando esos jóvenes se vuelvan contra él. El verdadero mensaje del film es la tragedia y sobretodo que la violencia genera más violencia y el círculo vicioso que mete dentro a todos los que se acercan. Miike sabe muy bien como contar esa historia, sabe mostrar la tragedia de un modo duro, como un puñetazo, es la primera parte, la presentación del personaje principal, la relación con su familia y el adolescente asesino en esta primera parte, la parte en la que Miike nos situa para mostrarnos luego la violencia pura y dura, está muy bien, es digna del Miike más contenido y eso le da una personalidad, dentro de una crudeza muy real y muy dura.

Pero entonces llega la segunda parte, tras una especie de pausa en blanco y negro para situarnos en la vida del protagonista tres años después de los hechos del inicio del film
 la película nos presenta a un personaje oscuro, que busca la venganza a cualquier precio y eso está bien, con la misma crudeza Miike rueda como el adolescente asesino reinicia su vida tras salir del reformatorio y como el protagonista busca su venganza a pesar del cambio del chico. Pero la película pierde toda la credibilidad en un giro de los acontecimientos con respecto al personaje del adolescente y a una  nueva banda de jóvenes que si bien nos muetsra el círculo vicioso de la violencia no creo que sea la mejor forma de mostrarla.

Una película que podría haber sido muy importante dentro de la filmografía de este hombre pero que por cierto miedo y por querer gustar demasiado no llega.

6,5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario